Buscar este blog

Cargando...

lunes, 24 de mayo de 2010

LOS EXPÓSITOS DE CARCABUEY

Una de las características principales del pasado fue la mortalidad infantil, hasta tal punto que influyo de manera decisiva en la población, afectando incluso a la forma del comportamiento humano. Debemos de considerar que lo que hoy entendemos por infancia, no se corresponde en absoluto con lo que se entendía en el medievo o con posterioridad en época moderna. La atención que actualmente procuramos a nuestros hijos, en nada tiene que ver con la otorgada en mencionadas épocas. Ejemplo de ello es la concepción materialista que se poseía de los hijos, los cuales se identificaban con manos trabajadoras, capaces de ofrecer un salario al hogar, el deseo de que estos hijos fuesen varones, en detrimento de las hembras ... etc.

La altísima tasa de mortalidad infantil , influía de tal forma en la sociedad , que incluso el progenitor miraba a la nueva criatura con cierto recelo , temía encariñarse demasiado , puesto que entraba dentro de lo corriente que ese nuevo ser no fraguase , que no pasara de los dos años de edad.

Cuando un hijo venia y no se deseaba , la sociedad invento dos maneras de desentenderse de este , una de ellas ( y tal vez sea demasiado arriesgado afirmarlo ) fue el infanticidio , el niño pequeño dormía con los padres en la cama y fácilmente podía morir por asfixia , si los padres lo deseaban , era una forma mas o menos entendida por la sociedad , y la otra el abandono en casas cunas , casas de nobles , en la puerta de la iglesia , o porque no en el campo , eran los niños expósitos ( de el posito ) .

Estos niños abandonados, aparecen asiduamente recogidos en las partidas bautismales designándoseles de muy diversa manera (1),

" hijos de la Santa Iglesia , hijos de la tierra , hijos de padres no conocidos , expósitos, hijos de la gracia de Dios ,hijos de padres que no se saben , expósita criatura , hija de Dios como todos , de padres incógnitos ... etc ".

Su número es abundantisimo, la mayoría de estos desgraciados morían ineludiblemente. Para Álvarez Santalo las defunciones, en ningún caso bajaron del 75 % de los que ingresaban como tales, siendo normal que superasen el 80%.

Sobre las causas que generaron esta realidad social se han apuntado varias de diversa índole, destacar dos de ellas:

- La pobreza económica que presionaba asfixiando.

- La fuerte moral y rigidez sexual.

Las casas cunas se mantenían de la caridad y la limosna, mal atendidas, sin medios para su sustento, trágicas situaciones las que debieron acontecer en estos depósitos de niños.

En el período comprendió entre 1530 y 1674, aparecen registrados en Carcabuey un total de 145 expósitos, de los cuales 69 son mujeres y 76 hombres, lo que supone prácticamente un 50 % para cada sexo (2).

Los nombres que más frecuentemente con los que bautizaban a estos niños, al menos en el caso de Carcabuey fueron (3):

- Para las niñas, María, Juana Francisca, Gabriela, Ana, ... entre otros.

- Para los niños, Francisco, Juan, Pedro... entre otros.

En los años de 1610, 1668, y 1628 aparecen mas numero de ellos, con seis individuos en cada año. En los años de 1589, 1609, 1619, y 1672 se registran cinco individuos expósitos. En los años de 1591 y 1648 con dos, y el resto de los años con menos de dos (4).

A continuación efectuó un listado, en el que se incluyen las personas expósitas reconocidas en las actas bautismales de la iglesia de la Asunción de Carcabuey durante, el período de 1530 a 1674 (5).


Año de 1530

Ana, Hija de la Santa iglesia.
Alonso, hijo de la Santa Iglesia.
Bernabé, expósito de esta Santa Iglesia.
Benito, hijo de la Santa Iglesia.
Catalina, hija de esta Santa Iglesia.
Camerina , hija de la Santa Iglesia.

Año de 1531

Francisco, hijo de esta Santa Iglesia.
Francisco, hijo de esta Santa Iglesia.
Francisco, Hijo de esta Santa Iglesia.
Francisco, Hijo de esta Santa Iglesia.
Francisco de esta Santa Iglesia.
Quiteria, hija de la gracia de Dios.
Gabriel expósito
Marina, hija de esta Santa Iglesia.
María expósita
María, hija de esta Santa Iglesia.
Martín hijo de esta Iglesia.
María, hija de esta Iglesia.
Marina, hija de esta Santa Iglesia.

María, hija de esta Santa Iglesia.
María, hija de padres no conocidos.
Pedro, hijo de esta Santa Iglesia.
Pedro, hijo de esta Santa Iglesia.
Antón, cuyos padres no se saben.
Ana, cuyos padres no se saben.
Juan expósito de esta Santa Iglesia.
Juan, hijo de esta Iglesia.
Juan, hijo de la Santa iglesia.
Catalina, que la echaron a la puerta de Antón López Rey.
Francisco, que lo echaron a la puerta de Luisa Hernández.

Año de 1577

Baltasar, cuyos padres no se saben.

Año de 1579

María cuyos padres no se saben.
María, cuyos padres no se saben.

Año de 1581

María, hija de la Iglesia

Año de 1583

Juan, hijo de la gracia de Dios.
Alonso, hijo de la Iglesia.

Año de 1584

Ana, hija de la Santa Iglesia.
Juana, hija de la Iglesia.

Año de 1585

Clemente, hijo de la Santa Iglesia.
María, hija de la Iglesia.


Año de 1588

Francisco, hijo de la Santa Iglesia.

Año de 1589

María, hija de la gracia de Dios.
María, hija de la gracia de Dios.
María, hija de la gracia de Dios.
María, hija de la gracia de Dios
Isabel, hija de la Iglesia.

Año de 1591

Juan, hijo de la Iglesia.
Gabriel, hijo de la Iglesia.
María, hija de la Iglesia
María, hija de la Santa Iglesia.

Año de 1593

María, hija de la Iglesia.

Año de 1594

Juana, hija de la Iglesia.

Año de 1598

María, hija de la Gracia de Dios
María, hija de la Gracia de Dios.

Año de 1603

Juan, expósito de esta Iglesia
María, hija de esta Santa Iglesia.

Año de 1606


Pedro, hijo de esta Santa Iglesia.
María, expósita de esta Santa Iglesia.

Año de 1607

Pedro, hijo de esta Santa iglesia.

Año de 1609

Andrés, hijo de esta Santa Iglesia
Francisco María, hijo de esta Santa Iglesia.
Juan, hijo de esta Santa Iglesia.
Baltasar Ballesteros, hijo de la gracia de Dios.
Jerónimo Jacinto, hijo de esta Santa Iglesia.

Año de 1610

Francisca, expósita de esta Iglesia.
Juan, expósito de esta Santa Iglesia
Juan, hijo de la Santa Iglesia.
María, hija de la Iglesia.
Francisco, hijo de la Iglesia.
Inés, expósita de esta Santa Iglesia

Año de 1612

María, hija de la Iglesia.

Año de 1614

Luisa, hija de la Iglesia.


Año de 1615

Bárbara, hija de la Iglesia.

Año de 1619

Leonor, hija de la Tierra.
Lorenzo, hijo de la gracia de Dios.
María, hija de la Santa Iglesia.
Juan, hijo de la Iglesia.
Carlos, hijo de la Gracia de Dios.

Año de 1620

Hipólito, hijo de la Iglesia.
Juan, hijo de la Gracia de Dios.
Magdalena, hija de la iglesia.

Año de 1622

Juan, hijo de la Iglesia.

Año de 1623

María, expósita.

Año de 1624

María, hija de la Iglesia.

Año de 1625

Juan, hijo de la Santa Iglesia.

Año de 1627

Lucia, hija de esta Santa Iglesia.
Isabel, expósita de esta Santa Iglesia

Año de 1628

María, hija de esta Santa Iglesia.

Ana, hija de esta Santa Iglesia.
Joseph, expósito de esta Santa Iglesia.
Joana, expósita de esta Santa Iglesia.
Juan, expósito de esta Santa Iglesia
Juan, hijo de esta Santa Iglesia.

Año de 1629

María, expósita de esta Santa Iglesia.
María, expósita de esta Santa Iglesia.
Jerónimo, hijo de esta Santa Iglesia.

Año de 1632

María, expósita de esta Santa Iglesia.

Año de 1633

Pedro, expósito de esta Santa Iglesia.
Antonio Jacinto, expósito de esta Santa Iglesia.

Año de 1635

Martín, expósito de esta Santa Iglesia.
Martín, expósito de esta Santa Iglesia.
Joan, hijo de esta Santa Iglesia.

Año de 1636

Juan, expósito de esta Santa Iglesia.
Martín, expósito de esta Santa Iglesia.

Año de 1637

Joan, hijo de esta Santa Iglesia.

Año de 1638

María Ana hija de esta Santa Iglesia.

Año de 1639

Ana María, expósita de esta Santa Iglesia.


Año de 1640

Alonso, expósito de esta Santa Iglesia.

Año de 1642

Joan Antonio, expósito de esta Santa Iglesia.
Pedro, expósito de esta Santa Iglesia.

Año de 1644

Joan, expósito de esta Santa Iglesia


Año de 1645

María, hija de esta Santa iglesia.

Año de 1646

Joan, expósito de esta Santa iglesia.
Joan, expósito de esta Santa Iglesia.
María, hija de esta Santa Iglesia.

Año de 1648

María, hija de esta Santa Iglesia.
Pedro expósito de esta Santa Iglesia.
María, hija de esta Santa Iglesia.
Estefanía, hija de esta Iglesia.

Año de 1649

Francisco, expósito de esta Santa Iglesia.

Año de 1650

Diego, hijo de esta Santa iglesia.

Año de 1651

Ana, expósita de esta Iglesia.
Francisco, expósito de esta Iglesia.

Año de 1652

María, hija de esta Santa Iglesia.
Manuel Bernardo, hijo de esta Santa Iglesia.
Pedro, expósito de esta Santa Iglesia.

Año de 1653

Ana, expósita de esta Iglesia.
Valeriana, hija de la Santa Iglesia.

Año de 1655

Alonso, expósito de esta Iglesia.

Año de 1656

Pedro Jacinto, hijo de esta Iglesia.
Anastasia María, hija de esta Santa Iglesia.


Año de 1664

Juan, expósito de esta Iglesia.
Pedro Bernardo, hijo de esta Santa Iglesia.
Tomas, expósito de esta Iglesia

Año de 1668

Bartolomé, hijo de esta Santa Iglesia.
Catalina, expósita de esta Iglesia.
Catalina María, hija de esta Iglesia.
Pedro Antonio, expósito de esta Santa Iglesia.
Antonio Pablo, expósito de esta Iglesia.
Francisco, hijo de esta santa Iglesia.

Año de 1669
Juan Vicente, hijo de esta Santa Iglesia.

Año de 1672

Lucia María de San Clemente, hijo de esta Santa Iglesia.
María Antonia Jerónima, expósita de esta Santa Iglesia.
María, expósita de esta Iglesia.
Miguel Bernardo, expósito de esta Iglesia.
María Jerónima, hija de esta Iglesia.

Año de 1674

María Manuela, hija de esta Santa Iglesia.

Uno de los deberes morales mas desatendidos por parte de las autoridades, era el cuidado de estos niños, y a pesar de que se nombraba un padre de menores que debía de velar por la lactancia y asistencia de aquellas criaturas, tropezaba con dificultades de todo genero, especialmente económicas como es de suponer y que repercutían directamente sobre aquellos atemorizados niños.

Las actas capitulares ofrecen algunas medidas para paliar este mal endémico, pero por lo general quedaban en letra muerta, y las quejas por parte de los padres de menores y otras personas al respecto eran constantes.


El padre de menores debía de velar por la criatura, hasta la edad necesaria, pero a esa edad solo llegaban aquellos que tenían protectores secretos (6).
no quiero terminar este apartado del estudio sin aportar un documento que considero vital para comprender el significado de niño expósito , el problema que significaba , y las medidas que en muchos casos tuvo que tomar la sociedad para afrontar lo (7), es un documento extraído del archivo de la Diócesis relativo a documentación de Baena :

" apenas se juntan cuatro o seis niños se providencia el transponerlos , que así llaman el entregarlos a un hombre inhumano , que de noche cuando no ai luna , los conduce en una bestia fuera del termino de esta villa y los va dejando en donde le parece ; a unos cuelga de los arboles , a otros los deja en las encrucijadas de los caminos , y a otros en las entradas de los pueblos , caserios o cortijos, y concluido se vuelve a cobrar lo establecido , asegurando que quedan dentro del termino de la villa y que nunca volveran a ella , en lo que dice muy bien , porque a algunos se los comen los perros de los ganados y cortijos , a otros las zorras , cochinos , y los que se escapan de esto es regular que mueran de hambre o de frio y que sea muy rara la criatura que logre el que haiga quien lo recoja .Este proceder dicen que es costumbre antigua el hacerlo asi y zitan a una familia a quien le dan el sobrenombre de ahoga niños porque aseguran descienden de un conductor de ellos , a quienes dieron ese sobre nombre porque para despachar presto los hechaba en el río donde se ahogaban ".


Notas

1. Valverde Perales, F.: Historia de la villa de Baena.
2. Libro de índices nº1 de bautizos de la parroquia de Carcabuey.
3. Libro I, II ,III de bautizos de la parroquia de Carcabuey.
4. Ibídem.
5. Ibídem.
6. Valverde Perales, F.: Historia de la villa de Baena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada